Móvil

Se centra en facilitar el uso de todo tipo de aplicaciones desarrolladas para dispositivos portátiles, generalmente relacionados con telefonía: celulares, Palms, Blackberries, iPhones, etc.

La tecnología móvil es relativamente reciente, pero podemos entender cómo ha crecido simplemente con ver la velocidad con que han mejorado los dispositivos que la emplean. El aumento exponencial de su uso dentro del mundo de las telecomunicaciones, la han hecho una plataforma imposible de ignorar dentro de cualquier estrategia de comunicación.

La creación de interfaces para dispositivos móviles requiere no sólo un conocimiento técnico del medio: diversidad de dispositivos, interconectividad (compatibilidad), anchos de banda, resoluciones, etc., sino también una clara visión y conciencia de que “móvil” (mobile) es una plataforma propia, con una naturaleza, evolución y manera de percibirse de la gente también muy específicas.

Existen protocolos que no se adaptan a cualquier plataforma. Es evidente que la gente no se comporta de la misma manera con el celular que con una computadora. Tampoco navega ni se comunica de la misma forma con uno y otra. La interacción móvil es tan poderosa como otros medios digitales, pero a la vez está dotada de características muy particulares y por ello, se necesitan explorar sus ventajas únicas, desde portabilidad y ubicación (en lugar y tiempo real) hasta tipos de contenido y motivaciones de uso, para generar sus propios valores.